Venta de Sillas
 
  -    -    -    -    -    -    -    - 
 
Sagradas Imágenes
 
Santísima Virgen de los Dolores

La Imagen titular del Paso Azul, la Virgen de los Dolores, se debe a la gubia del escultor valenciano José Capuz, y se realizó en 1942 para sustituir a la anterior, talla de vestir, que, realizada por el lorquino Manuel Martínez, desapareció en la guerra civil.

Se trata de una Imagen de talla completa, no de vestir, y totalmente policromada, de rigurosa frontalidad, con las manos sobre el pecho, arrodillada. Destaca en Ella la expresión de su bello rostro, con serena expresión y aflicción contenida. Lleva las manos, de suave modelado, una sobre otra, cruzadas sobre el pecho, el cual atraviesa una espada de dolor.

La Imagen, de estilizada belleza formal, casi de un dolor idealizado, presenta un suave modelado en sus facciones, con una nariz recta, labios finos y tersas mejillas, sin lágrimas, con su entrecejo ligeramente fruncido y párpados ligeramente entornados que revelan su intenso y profundo dolor.

Virgen de los Dolores

Traje
Obra de Joaquín Gímeno, y estrenado en 1987, el vestido de la Virgen se ha confeccionado sobre un raso de seda natural en color rosa, con bordado de motivos vegetales en punto de oro, sedas y pedrería, e inspirado en los que realizara en su día Manuel Barberán Rodriga para el manto negro de la Virgen de 1856.

Cojín
El Viernes de Dolores de 1987, se estrenó el cojín para la peana del Trono de la Virgen de los Dolores.

Realizado en seda natural de color carmesí, va bordado en punto de oro y pedrería, y fue diseñado y dirigido por Joaquín Gimeno.

De forma octogonal, lleva bordado en su parte superior el símbolo de la Cofradía, un anagrama mariano coronado, con un corazón atravesado por una espada centrado sobre la "maría".

Tanto la parte superior, como todo el frontal va orlado por una greca en punto de oro de motivos ornamentales.

Manto
El manto de la Virgen de los Dolores, obra de Francisco Cayuela, se comenzó a bordar en 1904, se concluyó en 1905, y fue colocado sobre la Imagen en septiembre de dicho año, con motivo de la celebración de los Dolores Gloriosos de Nuestra Madre.

Su estreno tuvo lugar en la Semana Santa de 1908, ya que hasta ese año no se celebraron procesiones. Su bordado supuso una innovación en la técnica del bordado lorquino de tal calibre, que sin duda a equivocaciones podemos definirla de autentico hito histórico. y ello es así, porque se abandona la tradición del bordado en oro de mantos anteriores, y se pasa a bordar en sedas matizadas, de manera generalizada en la Semana Santa lorquina. Supuso, pues, un punto de involución en la misma.

Por otro lado, las dimensiones del bordado, va a posibilitar el desarrollo de cuidadas escenas de tema religioso que van a constituir un sugerente patrimonio de imágenes y motivos de neto valor simbólico.

En su confección intervinieron 28 bordadoras, cuyos nombres aparecen en su reverso, y se cuenta que su autor enloqueció durante su bordado, precisando de su ingreso en el manicomio provincial, desde donde, y pese a todo, seguía impartiendo las directrices pertinentes para la ejecución del trabajo.

Realizado sobre un raso azul, una amplia cenefa de hojas de acanto enroscadas y enlazadas en la gama de los azules orla el motivo central.

Bordea su contorno un encaje de bolillos en hilo de oro realizado en Almagro, que va aumentando en anchura conforme v acercándose a la cola del mismo.

El motivo central del bordado es una completa iconografía de la Pasión de Cristo. Destaca en la parte superior central un medallón oval con rocallas con la Santa Faz, del que parten haces luminosos.

Va flanqueado por seis cartelas, cuyo tamaño va aumentando conforme descienden por el manto, en las que se incluyen algunos de los instrumentos de la Pasión: cáliz, lanza y flagelo, tenazas y martillo, clavos, esponja, y la sentencia de Pilatos.

En la escena principal, una alegoría de la Santa Cruz, sobre fondo etéreo, las figuras de tres ángeles junto al madero. El que está en primer término, y con sus alas extendidas, arroja flores (pasionarias, rosas, margaritas, pensamientos) a la cruz, en tanto una paloma lleva en su pico una rosa con espinas, símbolo de la pasión de Jesús.
Bien de Interés Cultural

Manto de la Virgen
© Hermandad de Labradores. Paso Azul. C/ Nogalte. Nº7. 30800 Lorca (Murcia). Telf. 968472077. CIF: G30040364. info@pasoazul.com
By Ontida Sistemas