Venta de Sillas
 
  -    -    -    -    -    -    -    - 
 
Patrimonio
 
Sede Religiosa

Iglesia de San Francisco.
La Hermandad de Labradores "Paso Azul", tiene su sede religiosa en la Iglesia de San Francisco único templo de Lorca salvado de la destrucción en la guerra civil, siendo declarada Monumento Histórico Nacional el 28 de Mayo de 1982, fue fundada como segunda sede de la Orden Franciscana en la ciudad, a mediados del S. XVI abriéndose al culto en 1565.

Fue construida por Bula Papal de Paulo IV en 1555 , abriéndose al culto once años después. La fachada, de severas líneas, clasicistas, fue acabada en 1638 por el cantero Julián Garzón. A finales del S. XVII el templo sufrió una total reforma constituyéndose una nueva cabecera con el actual crucero y capilla mayor sobre la que se añadió una decoración posterior a base de rocallas y símbolos de la Orden Franciscana. Es por entonces cuando se comienza a ornamentar todo su interior con nuevos retablos y yeserías decorativas conservándose en el coro un órgano del S. XVIII reformado en 1826.

Se restauró entre 1985 y 1987, debido a su gran deterioro, sobre todo en la techumbre. El interior es de gran interés por el conjunto de retablos barrocos que alberga el testero. El Retablo Mayor es obra del escultor lorquino Ginés López en 1693 , habiendo sido restaurado en 1999. Los dos retablos del crucero son obra de Jerónimo Caballero en el S. XVIII, estando dedicados a San Antonio y a la Vera Cruz y Sangre de Cristo. El pequeño retablo del lado del Evangelio alberga la Imagen de la Virgen de los Dolores, titular de la Cofradía obra del escultor valenciano José Capuz en 1942.

En el Coro se conserva un Órgano del S. XVIII, aunque reformado en 1826. Se restauró entre los años 2006 y 2009, se inauguró el 26 de Mayo de este último año, siendo Presidente del Paso Azul, D. José Antonio Ruiz Sánchez.

Del contenido de sus capillas laterales se puede destacar, aparte de discretos retablos, lo siguiente:
- En la capilla de la Purisima, retablo barroco de 1746, las imágenes de San Joaquín y Santa Ana, obra del escultor Francisco Salcillo.
- En la capilla del buen pastor, pinturas en banco y ático con escenas de la vida de la Virgen de estilo cercano al circulo de Ribalta.
- En la de la inmaculada, un óleo con esta advocación del pintor Camacho Felices (1644-1716 ), fechado hacia 1700.
- En la de Santa Catalina, imagen de Dolorosa tal vez del taller de Roque López.
 
Iglesia de San Francisco de Lorca


Retablo de la Capilla Mayor.
Es uno de los primeros grandes retablos barrocos de la Diócesis, con columnas salomónicas atractivo por lo exuberante de su composición.

Lo Realizo el lorquino Ginés López en 1693, concluyéndose dos años mas tarde. En sus calles y ático, Santos de la orden Franciscana y dominica. El Camarín es obra del arquitecto Corrales en 1792, y alberga una imagen de Inmaculada airosa y elegante, atribuida al escultor marsellés Antonio Dupar.

Retablo Capilla Mayor


Retablos de Nuestra Señora de los Dolores y el de la Vera Cruz y Sangre de Cristo.
El retablo de la Virgen es obra de Manuel Caro en 1691 , consta de dos cuerpos con columnas salomónicas (reformado hoy el ático) culminándolo una copia del "Descendimiento" de Rubens atribuida al pintor Camacho Felices. La Imagen del camarín, titular de la Hermandad de Labradores "Paso Azul", es obra del escultor José Capuz en 1942. La Archicofradía de la vera cruz y sangre de Cristo mando hacer hacia 1730 el gran retablo que ocupa todo el frente, atribuido a Jerónimo Caballero.

Su arquitectura se articula con estipetes de clara influencia de la retablistica andaluza, en diferentes tableros se representan escenas de la pasión en altorrelieve. Sobre el altar se encuentra la Imagen del Cristo Yacente, obra de José Planes en 1945.

Retablo de Nuestra Señora de los Dolores
Retablo del Cristo de la Sangra y la Vera Cruz


Retablos de San Antonio y la Virgen y el Niño.
El retablo de la Virgen y el niño, al igual que el de la Virgen de los Dolores, debió de realizarse a finales del S. XVII, siendo obro del escultor Manuel Caro y el cuadro de Camacho Felices.

La Virgen Sedente es obra de Cristóbal de Salazar a comienzos del siglo XVII.

El retablo de San Antonio, de hacia 1729 y atribuido a Jerónimo Caballero, es de similar disposición al de la Vera Cruz y Sangre de Cristo, siendo el estipete, también aquí el elemento sustentante, de igual modo en tableros con ingenua y graciosa talla y de singular anacronismo , se representan milagros de la vida de San Antonio.

El pulpito es de 1740, en hierro forjado.

Retablos de San Antonio
Retablo de la Virgen y el Niño
© Hermandad de Labradores. Paso Azul. C/ Nogalte. Nº7. 30800 Lorca (Murcia). Telf. 968472077. CIF: G30040364. info@pasoazul.com
By Ontida Sistemas